ABC de la innovación

¿Clúster? ¿Coaching? ¿Spin off? Nada de enredos. En esta sección te explicamos el significado de todos esos términos que frecuentemente usamos para hablar de temas de innovación.

DEAL FLOW

Se refiere al conjunto de proyectos o propuestas de inversión que llegan a una inversionista o fondo de capital riesgo para que estudie su potencial entrada.

DECK DE INVERSIÓN

Es la información clave que presenta un potencial proyecto de negocios a un inversionista para considerar la viabilidad de inversión.

DESIGN THINKING

Es una metodología para generar innovación centrada en las personas con una manera específica de observar los retos, detectar necesidades y, finalmente, solucionarlas. En otras palabras, el design thinking es un enfoque que se sirve de la sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de las personas de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable.

DEUDA CONVERTIBLE

La deuda convertible es un documento que permite agilizar la inversión en etapas tempranas de un emprendimiento. Es un reconocimiento de deuda que tiene asociada condiciones bajo las cuales se puede convertir la deuda en acciones de la empresa.

DISTRITO TECNOLÓGICO

Tiene por objeto transformar a la ciudad en un referente de la economía del conocimiento e innovación, resolviendo algunas de sus problemáticas. La nueva economía del conocimiento que llega con la innovación, es una economía del talento y por lo tanto urbana, que se centra en los entornos de la ciudad. Para implementarla se desarrolla un plan que implica una transformación física, una transformación, lógica, tecnológica, económica y social. Dentro de la transformación física de la ciudad, debe implementarse un plan urbanístico, que cumple funciones no solo económicas sino sociales. El proceso consiste en ubicar un conjunto de agentes que pertenecen a una misma cadena de valor – desde empresas tractoras, institutos de investigación, centros tecnológicos, universidades, incubadoras y tejido empresarial – en un mismo lugar. El propósito de un distrito tecnológico es que las ciudades salten del eje local o regional para ser la base de los negocios globales y su gran reto es que estos espacios sean plataformas de la innovación que ayuden a conectarse con otros distritos y generando una economía mundial. Un distrito tecnológico también tiene un eje social orientado al crecimiento inclusivo, en el que no solo hay un proceso de atracción de talento a este espacio, sino un proceso de creación y desarrollo de talento endógeno. En este sentido hay un trabajo fuerte con las escuelas de primaria y secundaria inscritas en el distrito, con el propósito de desarrollar un ADN específico de la economía del conocimiento que incluye la ciencia, la tecnología, el emprendimiento desde una perspectiva global.

CONÉCTATE CON RUTA N

Suscríbete para mantenerte actualizado o actualizada con nuestras últimas noticias